Escucha esta nota aquí

El candidato presidencial Carlos Mesa, en declaraciones a RTP, dijo que en ningún momento se cerró a escuchar una propuesta de Jeanine Áñez, aunque aclaró que no hubo contacto alguno con ella hasta ahora. 

Mesa considera que una propuesta electoral fuerte, sólida y que genere adhesión, tanto por su propuesta como por el voto “anti” MAS sería capaz de unir a los bolivianos, aunque ve débil al actual Gobierno, porque no se dejó ayudar en la lucha contra el coronavirus por su decisión de candidatear, y porque le 'regaló' la decisión de gobernar al partido de Evo Morales, que tiene el control de dos poderes del Estado.

Mesa recordó que el Ministro de Gobierno, Arturo Murillo, declaró  que había que generar una unidad en términos amplios pero que no disponía de ningún tipo de elemento para conocer  en qué consiste la propuesta anunciada.

Además hizo notar que uno de los socios de la alianza Juntos, Samuel Doria Medina, dijo que no había ningún plan específico para una conexión, contacto y apertura de diálogo con Comunidad Ciudadana. “Por eso no tendría mucho sentido hacer una especulación sobre algo que fue una palabra genérica de un ministro y luego desmentido por el candidato vicepresidencial”.

Cuando se le consultó a Mesa sobre cómo está en la preferencia de la gente pese a que todavía no hay encuestas recientes, respondió que CC tiene la experiencia de enfrentar al MAS, liderado por el expresidente Evo Morales, en las elecciones del 20 de octubre de 2019. 

“Nosotros éramos una de nueve candidaturas, ahora son ocho. La experiencia nos mostró que contra todas las presunciones, aparecíamos como la primera opción después del MAS y logramos enfrentarlo con un resultado electoral espectacular, que fue distorsionado a través de un gigantesco fraude que bloqueó una segunda vuelta que probablemente hubiéramos ganado”, aseveró.

Con esto, puntualizó que efectivamente el voto popular puede unirse a través de una candidatura fuerte, sólida, que genere la adhesión, tanto por su propuesta como por el voto al que denominó ‘anti’ MAS (‘voto útil’). “Nuestra idea es que una propuesta electoral seria, coherente, con sentido de Estado, con responsabilidad y con certidumbre, puede unir el voto de los ciudadanos”.

Cuando se refirió al manejo del Gobierno en la emergencia sanitaria por el coronavirus, Mesa dijo que se trata de “un problema de fondo y es la decisión equivocada de Áñez de ser candidata, que enajenó la posibilidad de una acción neutra y despojada de cualquier interés electoral. Ese cálculo distorsionó la posibilidad de llevar adelante una acción adecuada”.

Mesa recordó que el 4 de mayo propuso a la presidenta Áñez trabajar para unir a los sectores económicos, políticos y sociales en la búsqueda de un acuerdo nacional.

A decir del candidato de CC, el Gobierno transitorio tuvo problemas de falta de transparencia, de debilidad institucional y de coordinación, “lo que dio lugar a un desperdicio de más de 100 días de cuarentena, en los que se debió hacer inversiones específicas: los tests, trajes de bioseguridad y en la implementación de unidades de terapia intensiva”.

Para Mesa, Bolivia tiene un gobierno transitorio con dos cabezas: una, el partido Demócratas, que obtuvo el 4% de los votos en la anterior elección y dos poderes, el Legislativo y el Judicial, en manos del MAS

Lamentó que la administración de Áñez le 'regale' al partido de  Morales la decisión de gobernar, porque maneja el Legislativo y el Órgano Judicial, del que depende la democracia. “El MAS gobierna Bolivia desde el 22 de enero hasta ahora de forma gratuita porque su período en la Asamblea terminaba en esa fecha”, concluyó.