Escucha esta nota aquí

Por: Tanya Imaña Serrano

Un tuit de Evo Morales, en el que usó una fotografía de 2018 para referirse a los hechos de 2019, en la cual aparece un diplomático estadounidense, ha generado controversia y mensajes de ida y vuelta con los expresidentes Jorge Quiroga y Carlos Mesa en Twitter.

Morales plantea una relación entre un exfuncionario de Jeanine Áñez y el diplomático estadounidense que, a su juicio “ratifican la participación de EEUU en el (supuesto) golpe de Estado que causó 38 muertes de hermanos indígenas, persecuciones, torturas y ejecuciones extrajudiciales”, según el tuit.

Aunque no respondieron directamente al tuit inicial de Morales, las repercusiones de los también exmandatarios no se hicieron esperar.

“Fobias del faraón lo llevan a falsificar la verdad con otra fábula. Persiste con su patraña acusatoria 2019 usando una foto del 2018 en el Senado, cuando su partido invitó a representante de EEUU a una sesión legislativa. Consíganle un asesor con Google, urgente”, decía el tuit de Quiroga.

Mientras que, en su tuit, Mesa señalaba: “Mentiras y fraude son usados por el dictador prófugo para sostener su discurso del golpe que no existió. Al fraude y la persecución política, suma ahora el uso engañoso de una foto que nada tiene que ver con su insostenible acusación. #NoMASMentiras”.

Morales no dejó pasar la oportunidad para responder desde su propia cuenta:Consecuentes con su servilismo, el historiador golpista y el pichón del dictador Banzer, nos insultan para defender a EEUU. La participación del imperio en el golpe ha sido admitida por el senador republicano Senador Richard Black y el billonario dueño de Tesla, Elon Musk”.

Vea los tuits:

El tuit inicial

Exigimos a la embajada de EEUU confirmar o negar que la foto en la que se observa al ex encargado de Negocios, Bruce Williamson y al exviceministro de Gestión Comunicacional del gobierno de facto, Marco Aurelio Julio, fue tomada en la autoproclamación de Añez en el Legislativo”, fue el texto que acompañó a la fotografía del polémico tuit.

El aludido, Marco Aurelio Julio, había respondido, también con un tuit, que la fotografía correspondía 2018 y que él se encontraba tres filas detrás del diplomático.

La cuenta de Twitter de la embajada estadounidense en Bolivia no ha publicado ningún tuit al respecto.

Comentarios