Escucha esta nota aquí

Desde que Álvaro García Linera se subió al avión que Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, envió al Chapare para sacar a Evo Morales de Bolivia, luego de que -presionado por las protestas ciudadanas que denunciaban fraude electoral- renunciara a la presidencia del país (el 10 de noviembre) han sido contadas las ocasiones en las que ha aparecido públicamente. Rompiendo esta línea adoptada desde hace tres meses, el que fuera vicepresidente de Bolivia por casi 14 años está de gira por España y es arropado por el partido de izquierda que forma parte del gobierno de coalición de ese país.

Diarios españoles, como es el caso del portal abc.es, han publicado que García Linera ha arribado a ese país este martes y tiene previsto participar este miércoles en un coloquio en la Universidad Complutense con el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

Este proceder de uno de los partidos (Unidas Podemos, de izquierda) que forma parte del gobierno español  se da luego de dos meses del incidente que provocó fricciones entre Bolivia y España y dos días después de que las ministras de Relaciones Exteriores de España, Arancha González Laya, y de Bolivia, Karen Longaric, se reunieran en Montevideo (Uruguay) para elaborar una hoja de ruta para restablecer las relaciones diplomáticas.

Cabe recordar que a finales de diciembre del pasado año, las relaciones entre ambos países subieron a un nivel tal que terminaron expulsando a las representaciones diplomáticas, luego del incidente en la residencia de la embajadora de México en La Paz, que involucró a policías españoles encapuchados.

La agenda de García Linera

El rotativo abc.es informa que García Linera arribó este martes a Madrid en un vuelo procedente de Argentina y que ya tuvo su primera actividad. "García Linera ha presentado en el centro de Madrid el libro «Qué horizonte» (Lengua de trapo), escrito junto al diputado de Más País Íñigo Errejón", sostiene el rotativo español.

El exvicepresidente, que desde el 12 de diciembre de 2019 se encuentra en Argentina en calidad de asilado, se reunirá este miércoles por la mañana con Pablo Iglesias y por la tarde tiene previsto otro participar de otro coloquio.

Este hecho pone de manifiesto las diferencias en el interior del Gobierno de España: mientras el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país intenta mejorar las relaciones con el actual Gobierno de Bolivia, Iglesias participará en charlas con el exvicepresidente de Evo, opositor al gobierno de Jeanine Áñez.


Comentarios