Escucha esta nota aquí

Mili estaba sedada e intubada, había sido ingresada de emergencia a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vall d’Hebron, de Barcelona, en España. Su diagnóstico era neumonía y había dado positivo a coronavirus. Estaba muy grave y además de su vida, también estaban en peligro la de sus hijas, pues ella tenía 28 semanas de gestación.

Los médicos tuvieron que decidir y, una vez hablado con el esposo de la mujer, le practicaron una cesárea.  Así nacieron dos niñas con poco más de un 1 kilogramo de peso. Ambas están estables actualmente.

La historia de Mili, una boliviana radicada hace 20 años en España, fue reflejada por el diario La Vanguardia, que relató los momentos de angustia de esta connacional que no se enteró, sino hasta dos semanas después, que había dado a luz pues estaba sedada. Cuando me vi en un vídeo no podía reconocerme. Ni mis ojos ni mi voz eran míos”, relató al diario español.

Las bebés fueron nombradas como Ayla y Ayma. A ellas les hicieron pruebas del coronavirus a las 24 horas de haber nacido, al quinto día y a los 14 días y todas resultaron negativas. 

El jefe de Neonatos Félix Castillos fue quien publicó una fotografía de Mili junto a sus dos pequeñas y no ocultó la satisfacción que sintió tras ver a esta mujer hacer su primer 'canguro' junto a sus hijas.

Mili está ahora en su casa, fue dada de alta y venció al virus. Ella asiste cada día al hospital para ver a sus niñas y espera pronto tenerlas en su hogar.