Escucha esta nota aquí

Compras de equipos militares por más de Bs 20 millones y devolución de dinero a familias de premilitares por un monto superior a Bs 4,8 millones son los dos hechos que afectaron a las arcas de los militares en esta jornada, ambos fueron comunicados por el ministro de Defensa, Edmundo Novillo.


“Quiero decirles particularmente a los proveedores, no tenemos un proveedor casero, selecto, anticipado y he prohibido tajantemente a los funcionarios que cumplen el trabajo del proceso de contratación, no comprometerse a ningún tipo de trabajo con ninguna empresa. Vamos a hacer que todas las empresas que expongan sus propuestas compitan transparentemente, en lo que es la calidad, que son las especificaciones técnicas y el precio más bajo”, dijo el ministro al comunicar que detectaron irregularidades en seis procesos de compra de equipo militar, los que fueron suspendidos.


Durante la gestión del exministro Fernando López se autorizó la compra de equipo militar, desde sacos para los premilitares hasta sables para generales, todos quedaron en suspenso hasta la revisión de todo el proceso.


Son seis procesos de compra que fueron congelados hasta nuevo aviso y el monto afectado alcanza a Bs 20.014.544. El gobierno decidió que todos los procesos sean revisados y licitados nuevamente, pero con fiscalización desde el propio despacho del ministro.


“Este proceso va a ser transparente, yo personalmente haré el seguimiento, para que los funcionarios no puedan generar ningún tipo de direccionamiento”, dijo la autoridad.


Los suspendidos


El primer caso, se trata de la adquisición de sacón para el Servicio Militar, para la cual se designaron Bs. 3.719.600, se detectó la incorrecta valoración por parte del responsable de la evaluación de la propuesta.


El segundo caso trata de la compra de pistolas semiautomáticas calibre 9x19 para el personal egresado de los institutos militares, también se encontró una incorrecta evaluación de la propuesta adjudicada.


El tercer caso es sobre la compra de cuchillos tácticos militares para el personal egresado de los institutos militares, también hubo una incorrecta evaluación de la propuesta.


La adquisición de sables y espadas para generales, almirantes y el personal de egresados de la gestión 2020, es el cuarto caso en el que la empresa proveedora incumplió el plazo establecido para la entrega.


Un quinto proceso refiere a la adquisición de uniformes para premilitares, en el que la empresa adjudicada no presentó los documentos para la firma de contrato en el plazo establecido, de modo que también fue declarado desierto.


Finalmente, el sexto caso estaba viendo la compra de botas para efectivos de las Fuerzas Armadas, la empresa proponente no cumplió con las especificaciones de calidad del producto y la licitación se declaró desierta.


Los microempresarios que participaron de estos procesos denunciaron que el Ministerio de Defensa y las FFAA pusieron condiciones imposibles de cumplir, como el plazo de entrega. Les exigieron entregar 10.000 uniformes en un mes.


Ese sector reclamó al entonces ministro Fernando López que al ser un año de emergencia se apoyara a este sector para la fabricación de estos uniformes, dijeron que las autoridades aceptaron, pero les pusieron condiciones inaccesibles.


Los premilitares


Asimismo, la autoridad hizo conocer que el Presidente, Luis Arce Catacora, decidió la devolución de dinero a las familias de los estudiantes premilitares, quienes pagaron Bs 1.300 para el registro de este año, aunque el costo siempre fue de Bs 1.000. Esos Bs 300 de demasía tendrá que ser devuelto a los padres de familia.


El monto total de devolución será de Bs 4.820.100 y tendrá que ser abonado desde las arcas de las FFAA. El Gobierno asegura que no se puede pagar más por este servicio. En septiembre de este año, los padres de familia denunciaron que les cobraron Bs 1.300 por el registro de sus hijos al servicio premilitar.


Ene se entonces, los jefes militares justificaron el nuevo precio, afirmando que el tipo de trabajo que llevarán los estudiantes en este año de pandemia requeriría de un costo adicional; ahora tendrán que devolver ese dinero.


Comentarios