Escucha esta nota aquí

Militares del sector pasivo protagonizaron este viernes una nutrida movilización en la ciudad de La Paz y otra en Santa Cruz. Exigen que se deje de abusar a las Fuerzas Armadas (FFAA) y rechazan la detención domiciliaria que se dispuso contra el general Alfredo Cuéllar, por los hechos registrados en Sacaba durante 2019.

En La Paz la marcha pasó por la avenida Mariscal Santa Cruz y descendió hasta instalaciones del Ministerio de Defensa, en la plaza Abaroa, donde protagonizaron un mitin solicitando que la justicia ordinaria deje de iniciar procesos contra sus camaradas.

Estamos reclamando ante la injusticia, se está humillando a las Fuerzas Armadas. Pedimos de forma disciplinada que la justicia deje de perseguir a nuestros camaradas”, afirmó el general Tomás Peña y Lillo.

En la víspera se dispuso el arresto domiciliario sin derecho al trabajo del jefe de la guarnición militar de Sacaba, Cochabamba, municipio donde se registraron muertes en medio del conflicto electoral de la pasada gestión.

“Nosotros somos gente disciplinada, no estamos para tomar acciones, pero lo que exigimos, con esta concentración, es que se deje de abusar a las Fuerzas Armadas”, agregó el representante en contacto con medios de comunicación.

Mientras marchaban decían que si se procesará a algún integrante de la institución castrense, debe realizarse mediante la justicia militar, sumándose así al pronunciamiento del Alto Mando, que se siente “desconcertado” ante los procesos en curso.

En Santa Cruz

El coronel en servicio pasivo del Ejército, Jorge Santistevan​​, manifestó que el actuar del Gobierno en contra del general Cuéllar no corresponde, puesto que las FFAA están bajo el manto de la justicia militar, esfera que la justicia ordinaria no debe sobrepasar.

"La justicia militar no puede estar de adorno. Si había una denuncia contra el general Cuéllar se debía hacer los requerimientos legales correspondientes y respetando el conducto regular y la cadena de mando y no lo hicieron", espetó Santistevan, quien sostuvo que el actuar del Gobierno desnaturaliza a las instituciones y, en este caso, se vulnera el campo militar que no se encuentra bien defendido.

En las FFAA hay consternación, según Santistevan, y hay un rechazo enérgico general por esta situación, ya que el actuar de la justicia también presentó ciertas irregularidades, donde se eludieron procedimientos. Además, la aprehensión se dio mientras Cuéllar estaba de servicio y no se le permitió que vista de civil.

Los militares pasivos de Santa Cruz realizaron esta mañana una marcha desde la Catedral hasta la Fiscalía, fueron cerca de 200 militares retirados, junto a una treintena de plataformas ciudadanas. La iniciativa también se hará en Cochabamba, hoy a las 18:00, según explicó Santistevan a EL DEBER.

En esta manifestación se hizo lectura de un pronunciamiento que resalta el pedido de no politizar a las FFAA, el pedido de respeto a las normativas y reglamentos de los militares y se concluyó una alerta y seguimiento permanente a las actividades que vayan en contra de la dignidad de los militares y su institucionalidad.

"Queremos que se deje politizar a las entidades del orden y las FFAA porque eso la desinstitucionaliza y le resta capacidades y acción a las FFAA en la parte operativa y en la conducción. Incluso llegan a humillar a la institución imponiendo lemas extranjeros y tratando de dar escarmientos con acciones ilegales", cuestionó Santistevan.

Por su parte, Tomás Peña y Lillo, general retirado de las FFAA, señaló que es ridículo que el Gobierno realice las acusaciones contra un militar que dirige operaciones bajo las órdenes de las autoridades, por lo que no corresponde acusarlo de asesinato sin hacer las investigaciones correspondientes.


Comentarios