Escucha esta nota aquí

Mediante un comunicado, el Ministerio de Gobierno justificó la denuncia contra el juez del caso respiradores, Hugo Huacani, que derivó en su aprehensión, ocasionando que se suspendiera, el viernes, la audiencia cautelar de los cinco involucrados en el presunto sobreprecio.

Ayer, la Fiscalía y el Ministerio de Justicia, negaron estar detrás del procedimiento, que ocasionó una demora de 24 horas a la audiencia para tratar el caso de la compra con supuesto sobreprecio de 170 equipos españoles que, finalmente, se instaló el sábado por la tarde y se prolongó hasta el domingo en la madrugada.

“La Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Gobierno, denunció la presunta comisión de delitos por parte de un juez por una posible parcialización en un caso de cesación de detención preventiva”, explica el pronunciamiento de esa cartera de Estado.

Reafirma que se actuó ante un hecho en flagrancia, enfatizando que el procedimiento se realizó “en el marco de la legalidad”, haciendo referencia a un proceso por presunto prevaricato y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes, debido a que el juez, presuntamente habría favorecido a la ex empleada del ex ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dentro de otro proceso.

El comunicado:

La autoridad judicial fue liberada la mañana del sábado por decisión de un juzgado de garantías constitucionales de El Alto y pudo, antes de las 18:00, instalar la audiencia contra los cinco presuntos involucrados en las irregularidades en la compra de 170 respiradores españoles.  

Esta madrugada, ese juez dispuso la detención preventiva por tres meses del exministro de Salud, Marcelo Navajas, además de otras tres personas involucradas en la investigación por la adquisición de los equipos.