Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud rechazó las “exageraciones” publicadas por el New York Times (NYT) con respecto a la cifra de decesos por Covid-19 en el país y asegura que los datos de la pandemia son públicos y reales.

“Nosotros somos un país que tiene un registro de mortalidad. Todas las muertes son registradas, al igual que los nacimientos”, dijo el jefe de la Dirección Nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto.

Según una publicación del diario estadounidense, las nuevas cifras de mortalidad sugieren que el número real de muertes durante el brote es casi cinco veces mayor que la cifra oficial, lo que indica que Bolivia ha sufrido una de las peores epidemias del mundo.

Prieto respondió que en el sistema de salud “todo lo que recibimos es información fidedigna a través de los servicios departamentales de salud (Sedes)”.

“Los datos publicados por ese medio impreso no tienen fuente fiable y; sin embargo, los multiplica por cinco, buscando hacer ver a Bolivia como el país más castigado del mundo. Nosotros tenemos el registro de fallecimientos que se están incrementando, pero en ningún momento hemos falseado la verdad, porque tenemos registros oficiales de mortalidad”, añadió Prieto, quien también es nombrado en la nota del NYT.

La autoridad epidemiológica explicó que el levantamiento legal de cadáveres que se presentó en domicilios o en alguna eventualidad en la calle, está registrado por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) que coordina con el Ministerio de Salud, la causa básica de muerte, de tal manera que es muy difícil que haya un solo fallecido que no esté registrado.

Especulación interesada

Prieto señaló que todas estas exageraciones son producto de alguna especulación interesada.

En un comunicado hecho público este domingo, esa cartera de Estado recordó que en junio de este año, la Organización de Estados Americanos (OEA) acusó al periódico New York Times de mentir sobre las elecciones generales de 2019 en Bolivia propiciando una campaña de desinformación y afirmando que no hubo fraude en los comicios mencionados.

Según las autoridades del Ministerio de Salud, ese medio nuevamente incurre en asumir una posición política antes que respetar la veracidad de los hechos con la agravante de generar zozobra en la población boliviana que lucha frente a la pandemia del Covid-19.