Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud presume que ya ingresó a Bolivia la variante brasileña de Covid-19, sobre todo en poblaciones que colindan con ese país. Se trata de una cepa mucho más infecciosa y que ocasiona mayores complicaciones en el organismo.

La directora nacional de Epidemiología, María Rothe, afirmó que recibieron reportes de Guayaramerín y Riberalta (Beni), Cobija (Pando) y Puerto Quijarro (Santa Cruz), mientras se realizan estudios para confirmar la suposición.

“Hay diversas variantes, varias cepas, pero la que a nosotros nos preocupa es la brasileña. Pensamos que ya está en territorio boliviano. Hemos tenido la semana pasada un brote de coronavirus en la región norte de Bolivia, en Guayaramerín, en Riberalta y en Cobija...ahí hay un flujo constante de paso entre Bolivia y Brasil, porque hay gente que trabaja en Brasil y vive en Cobija, hay niños que estudian allá y viven en Cobija, hemos tenido un rebrote y pensamos que ya es la cepa brasileña”, dijo Rothe en entrevista con Unitel.

Anticipó que el Gobierno nacional considerará una norma que fortalecerá los controles en las fronteras, sobre todo con Brasil, para que quienes ingresen cumplan un “tiempo mínimo” de aislamiento y se sometan a pruebas PCR.

“Estamos proyectando una norma que no restringe el ingreso en fronteras, pero que establece un mayor control para que las personas que lleguen de Brasil sean aisladas un tiempo mínimo, con PCR de entrada y salida", acotó la funcionaria.

Este jueves habrá una reunión en la sede de Gobierno entre responsables de epidemiología para analizar otras acciones, mientras se ejecutan pruebas para determinar las cepas del mal que circulan en territorio nacional.

“Santa Cruz ha mantenido un número más o menos estable de casos, pero lo que nos llamó la atención es la subida abrupta de casos en  Guayará, Cobija y Riberalta. Es más rápida la velocidad de contagios, su característica se expresa con casos más graves, mucha fiebre, rebelde, que no cede, y produce neumonía de Covid-19 con algunas variantes, niños en Cobija han tenido diarrea aguda”, subrayó Rothe.

Comentarios