Escucha esta nota aquí

Este viernes 2 de octubre, Bolivia contabilizó un total de 136.219 contagios de coronavirus confirmados. En la presente jornada, se sumaron 503 nuevos infectados en ocho departamentos del país, según el reporte del Ministerio de Salud. Tarija preocupa a las autoridades sanitarias que han decidido cooperar de manera directa.

Los nuevos infectados se registraron en Tarija, con 218 casos; Santa Cruz (101), Potosí (67), La Paz (40), Chuquisaca (25), Cochabamba (18), Oruro (18) y Beni (16).

El reporte detalla que hubo 44 decesos por Covid-19. De los cuales, 17 fueron en Santa Cruz, siete en La Paz, siete en Cochabamba, cuatro en Oruro, tres en Tarija, tres en Chuquisaca, dos en Potosí y uno en Beni. En todo el país, el número total de víctimas mortales por la pandemia, es de 8.045 desde el primer deceso.

En cifras globales, el departamento de Santa Cruz suma hasta ahora, 42.847 personas contagiadas, luego está La Paz con 34.391; Tarija con 14.481; Cochabamba con 13.644; Potosí 8.389, Beni con 7.184 casos; Chuquisaca con 7.153; Oruro 5.762; y Pando reporta en total, 2.368 confirmados.

Entre los pacientes contagiados, 96.654 se recuperaron y recibieron su alta médica por lo que hay 31.520 casos activos en el país. El reporte oficial epidemiológico contabilizó también 166.288 pruebas que fueron descartadas en laboratorio y se espera el resultado de otros 2.605 casos sospechosos.

Tarija preocupa

El Jefe Nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto, manifestó que en todo el país, hay una desescalada de casos de coronavirus, excepto Tarija, donde el Ministerio de Salud realizará una atención específica en las próximas horas.

“Estamos en un momento de desescalada. La situación está disminuyendo en nuestro país en ocho de los nueve departamentos. Tenemos problemas con Tarija y vamos a ver de trasladarnos allá para poder coadyuvar en las labores de contención”, manifestó la autoridad.

Recuperación

Mostró datos de que la tasa de recuperación de casos, es del 70%, que significa un poco más alto que la media mundial y muy cerca de países como Italia. “Pero hemos aumentado drásticamente nuestra recuperación de casos, lo que habla de que hemos logrado la atención adecuada de pacientes en nuestro país”, señaló.

Entre tanto, alentó a la población, a que se siga con las medidas de bioseguridad. “No es el momento de sentirse exitosos. Es alentador que mucha gente esté cumpliendo con el uso del barbijo. Hay conciencia de la mayor parte de la población, pero todavía hay gente que no está cumpliendo y esto es peligroso porque si empiezan a subir los casos, vamos a tener que volver a la cuarentena rígida”, advirtió.