Escucha esta nota aquí


La nueva ministra de Culturas, Sabina Orellana, anunció este viernes que a través del Viceministerio de Descolonización y Despatriarcalización, se iniciará una investigación en contra de los miembros de la Unión Juvenil Cruceñista y la Resistencia K'ochala por los supuestos actos de discriminación y racismo contra la mujer indígena y de pollera, durante el gobierno de Jeanine Áñez. Así lo reportó la Agencia Boliviana de Información.

"Se va a investigar todos los actos de violencia y racismo que hicieron contra las mujeres, en especial a las de pollera y a las mujeres indígenas, solamente ha sido el delito de ponernos una pollera, llevar dos trenzas, eso lo vamos a tomar desde nuestro Viceministerio (...) Hay personas, por ejemplo, la Unión Juvenil Cruceñista, la Resistencia K'ochala, entonces esos jóvenes tienen que pagar por los actos que han hecho", advirtió la autoridad.

Orellana dijo que se actuará en el marco de la Ley 045 Contra el Racismo y toda forma de Discriminación para que los integrantes de esas organizaciones sean investigados.

En enero de este año, durante el gobierno de Áñez, miembros de la Resistencia K'ochala supuestamente desalojaron violentamente a un grupo de mujeres de pollera y a otros ciudadanos que estaban concentrados en la plaza de Cala Cala, en Cochabamba.

En las protestas por fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre de 2019, a finales de ese mes, grupos violentos que supuestamente formaban parte de la Unión Juvenil Cruceñista agredieron a sectores indígenas de Santa Cruz y de Cochabamba, hasta donde se trasladaron.