Escucha esta nota aquí

La ministra de Culturas, Sabina Orellana, expresó su molestia este jueves ante un pedido de informe del diputado de Comunidad Ciudadana (CC), Marcelo Pedrazas, sobre el funcionamiento del centro cultural ‘La Sombrerería’ en Chuquisaca.

La autoridad perdió la paciencia y arremetió contra el opositor, señalando que “si quiere joder a un ministro o a una autoridad, puede joder”, recordando que ella también fue parte de la Asamblea Legislativa y conoce los procedimientos.

“Yo también fui diputada, y si quiere joder a un ministro o a una autoridad, puede joder, esa es la misión de un diputado y de un senador, pero también quisiera preguntar cuántas leyes sociales de impacto ha presentado para el departamento de Chuquisaca ese parlamentario que me va a llevar a la Cámara de Diputados”, dijo la titular.

La polémica surge por la administración del espacio, entregado por Evo Morales en 2019, que luego pasó a manos de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FC-BCB), mediante decreto aprobado por la administración de Jeanine Áñez. Sin embargo, el presidente Luis Arce dispuso que quede bajo la tuición del Ministerio de Culturas.

Sus declaraciones: (Minuto 1:45)


“El Ministerio de Culturas administra ‘La Sombrerería’, es un centro muy grande y bonito, pero su mantenimiento cuesta, no es utilizar por utilizar, hay que ver cómo se va a sostener este centro (…) Equipar el centro nos cuesta siete millones de bolivianos, y eso no se puede cubrir de la noche a la mañana, además hay una deuda”, explicó Orellana.

“Me está pidiendo un informe un diputado de Comunidad Ciudadana. Iré a responder y haré prevalecer mi derecho de ser indígena, voy a responder en quechua, porque quien me está pidiendo es un diputado chuquisaqueño, y yo creo que sabe hablar quechua”, concluyó .

La respuesta del opositor:

La denuncia:


Comentarios