Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, lamentó las acciones de algunos grupos antivacunas de Cochabamba que protestan exigiendo la derogación de los decretos 4640 y 464. Auza mostró predisposición para instalar una mesa de diálogo para evitar mayores perjuicios a la población que sufre por los bloqueos de las avenidas en Cochabamba.

“Podemos visualizar que no se tiene voluntad para avanzar en un diálogo que nos permita solucionar este conflicto, nosotros estamos aperturando, no desde ahora, sino desde que se ha iniciado el conflicto, nos hemos abierto al proceso de diálogo que nos permita encontrar soluciones”, dijo en un breve contacto con los medios de comunicación de Cochabamba. 

Un grupo de personas denominado los “autoconvocados”, bloquea desde hace 11 días la avenida Petrolera de la ciudad de Cochabamba en contra de la determinación gubernamental de exigir el carné de la vacunación contra el Covid-19 en ciertos lugares donde hay una gran afluencia de personas.

Promontorios de tierra, rocas y otros materiales fueron esparcidos en la vía pública, impidiendo el paso de motorizados. Incluso, la Policía Boliviana alertó que los manifestantes portan armas caseras y dinamita, lo que impide una intervención.

Auza remarcó que el Gobierno tiene total apertura al diálogo e invocó a los bloqueadores a asumir una mejor actitud para afrontar este pedido. Además, adelantó que quiere explicarles los beneficios de la vacuna y también escuchar sus argumentos para encontrar una solución a este conflicto.

“Con posiciones intransigentes no vamos a lograr ningún avance, nuevamente reiteramos la apertura del Ministerio de Salud a cualquier instancia de diálogo que nos permita lograr avanzar en este conflicto”, insistió.

El Decreto Supremo 4641 quedó en statu quo por determinación del Gobierno nacional mientras dure la emergencia sanitaria en Bolivia.

Comentarios