Escucha esta nota aquí

Explicaciones. El ministro de Defensa, Edmundo Novillo, señaló que la movilización de tropas que tuvo lugar en las últimas horas “es recurrente” y aseguró que el presidente Luis Arce no buscará enfrentamientos con las Fuerzas Armadas.  

“Nunca llamaremos a las FFAA a enfrentarse con su pueblo”, remarcó Novillo en el aniversario de la Escuela de Altos Estudios Nacionales que tuvo lugar el viernes por la noche en La Paz.  

Novillo se refirió a información que buscó “crear miedo en la población” por este movimiento de tropas que, según dijo, “se realiza todos los años, en forma recurrente, en todos los aniversarios de las tres fuerzas y en efemérides patrias”.

“Exhortamos a no seguir el juego de una oposición cuya única propuesta parece ser la desestabilización, atentando contra las instituciones democráticas como las Fuerzas Armadas y de nuestro glorioso Ejército Nacional", manifestó.

El aniversario del Ejército es el 13 de noviembre, pero  varios equipos militares, tanques y tanquetas se movilizaron horas anticipadamente al paro multisectorial que comenzará este lunes. 

En otro acto, Novillo ratificó la confianza del presidente Luis Arce en las Fuerzas Armadas y recordó que su misión es defender y conservar la independencia de Bolivia garantizando la estabilidad del Gobierno legalmente constituido.

“El presidente Luis Arce tiene una amplia confianza en las Fuerzas Armadas, por cuya seguridad velan ustedes y la tiene porque los soldados provienen del pueblo boliviano, cuyos hijos e hijas constituyen la base del Servicio Militar Obligatorio y Voluntario, es así porque el proceso de cambio se inició el 2006 y dio un nuevo protagonismo a los sectores populares, quienes no solo ponen el hombro al país, sino que también gobiernan”, resaltó.

Novillo se dirigió a los miembros del Regimiento de Policía Militar, señalando que "son la base sobre la cual se asienta el deber militar del boliviano, que es  defender y conservar la independencia de Bolivia, la seguridad y la estabilidad del Estado, su honor y la soberanía del país, así como asegurar el imperio de la Constitución, garantizar la estabilidad del gobierno legalmente constituido y participar en el desarrollo integral de Bolivia".

Comentarios