Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Defensa, mediante un comunicado, afirmó que los tres militares que fueron detenidos en Chile “realizaban operaciones de alto riesgo”, tras que fueran enviados a la cárcel de forma preventiva por 90 días.

Esa cartera de Estado aseguró que, junto a la Cancillería, “brindarán el apoyo legal y la asistencia consular correspondiente a los tres efectivos y sus familias”, hasta conseguir su repatriación.

“El Ministerio de Defensa del Estado Plurinacional de Bolivia, en atención a los resultados de la audiencia de formalización celebrada ante las autoridades jurisdiccionales de la república de Chile, en día de hoy, 11 de septiembre de 2021, frente al país y a la comunidad internacional se expresa su respaldo inquebrantable a los tres compatriotas que fueron detenidos por Carabineros de Chile, cuando realizaban operaciones militares de alto riesgo, en cumplimiento a la Ley N° 1053 de lucha contra el delito transnacional de contrabando, que afecta a la economía de nuestro país, lo cual fue expuesto y debidamente fundamentado por la defensa”.

El documento:


“Los tres militares, como miembros del Ejército de Bolivia, son profesionales formados con los más altos valores, quienes cumplían su misión Constitucional de defender y conservar la seguridad, el honor y la dignidad del Estado”, agrega el documento.

La detención de los uniformados se realizó el 8 de septiembre en la localidad de Pisiga Choque, a 15 kilómetros de la frontera, cuando estaban realizando un operativo de comiso de autos chutos que intentaban ingresar a territorio nacional, sin embargo, fueron aprehendidos por carabineros chilenos.

Sin embargo, versiones de supuestas víctimas chilenas indican lo contrario y aseguran que hay militares bolivianos -como los aprehendidos- que se dedican a robar y asaltar en la zona fronteriza.

Comentarios