Escucha esta nota aquí

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, llamó este martes a los transportistas del servicio público a encontrar una solución razonable a sus demandas, sin afectar la reactivación de las actividades de otros sectores económicos del país. Mientras tanto, los transportistas mantienen el bloqueo de carreteras y vías y el paro de 24 horas, para exigir un diferimiento de créditos. 

"Las puertas del Ministerio de Economía siempre están abiertas para los trabajadores, para los prestatarios, para los dirigentes que quieran encontrar una solución razonable para este tema del diferimiento", dijo en entrevista con Bolivia Tv.

El Gobierno estableció un periodo de gracia de al menos cuatro meses para que los prestamistas reprogramen o refinancien los créditos bancarios que no pagaron el año pasado por la pandemia de coronavirus.

"El camino es abrir el diálogo y eso nos va a permitir encontrar una solución acordada y buena, fundamentalmente, para los prestatarios y también para el sistema financiero, siempre preservando su estabilidad", agregó Montenegro.

Los transportistas decidieron ir al bloqueo de caminos tras romper el diálogo con autoridades del Ministerio de Economía. Ellos exigen diferir el pago de los préstamos por seis meses más.

"Este paro está generando un perjuicio económico a varios sectores que necesitan dinamizar su actividad económica, incluso al propio sector del transporte, y no ayuda a buscar una solución", señaló.

En ese marco, el Ministro de Economía convocó a los dirigentes del sector movilizado a retomar el diálogo en el curso de esta jornada para consensuar una solución que vele por el bienestar del conjunto de la población boliviana.

Actualmente, en todo el país, hay al menos 57 puntos de bloqueo, según el comandante nacional de la Policía. 

En Santa Cruz, el Gobierno Municipal emitió un comunicado, donde pide a los transportistas respetar el libre tránsito de los vecinos para llegar a sus sitios de trabajo, así como dejar transitar a los vehículos de servicios de emergencia, ambulancias, vehículos que transportan personal de salud, los de alumbrado público, aseo urbano y abastecimiento.

"En medio de una pandemia hay servicios y atenciones que son esenciales, por lo que solicitamos a las autoridades nacionales competentes velar para que dicha protesta no vulnere el derecho a la vida", reza el comunicado.

Comentarios