Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, invitó al director de Human Rights Watch para la región, José Miguel Vivanco, a visitar Bolivia y escuchar a la población víctima de los presuntos actos de terrorismo que alentó el expresidente Evo Morales, según una publicación del periódico Bolivia.

Murillo recordó que durante los gobiernos de Morales se vulneró los derechos de varios sectores de la población. Durante ese periodo también se intervino movilizaciones y se persiguió a dirigentes y políticos contrarios a sus políticas.

Entonces, "creo que el señor Vivanco está equivocado (y en su informe) está hablando del anterior gobierno o le han contado mal la historia, lo mejor que puede hacer es venir a Bolivia, nosotros lo vamos a ayudar con el mayor de los gustos para que se comunique con la gente y conozca Bolivia, es muy fácil hablar cuando uno no conoce", dijo la autoridad.

La fundación presentó un informe denominado 'La justicia como arma: Persecución política en Bolivia', en el que señala que el actual Gobierno abusa del sistema de justicia para perseguir a colaboradores y a partidarios del expresidente Morales.

Human Rights Watch pidió a la Fiscalía boliviana “retirar los cargos de terrorismo” contra Morales por la organización de bloqueos de carreteros y la 'orden' que compartió con sus partidarios para cercar las ciudades e impedir el ingreso de alimentos. Desde la entidad internacional, se valora las acusaciones como "desproporcionadas".

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, recordó que las autoridades de la justicia fueron elegidas durante el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) y que por tanto, no puede argumentarse la injerencia partidaria del Ejecutivo.