Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno Arturo Murillo, durante el acto de reconocimiento al comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, descalificó a los abogados que defienden a personas acusadas de delitos sexuales (violaciones) y de narcotráfico.

A tiempo de referirse a la medida sustitutiva a la detención preventiva que la justicia concedió al involucrado Alejandro Saavedra Saavedra (que dejó el penal para defenderse en libertad la semana pasada), Murillo dijo que este caso era un hecho desgraciado para todos los bolivianos y lamentó que algunos juristas ejerzan una férrea defensa de narcotraficantes y violadores amparándose en la política.

Ante esta lectura de lo que sucede en este proceso, que se encuentra en etapa de juicio oral, la autoridad de Gobierno dijo que a la ciudadanía no le quedaba otra opción que la condena pública contra los narcos, los violentos y algunos abogados. 

“No debemos dejarlos sentarse en un restaurante, a estos tenemos que condenarlos públicamente porque nos vamos a convertir en gentes sin alma y seremos cómplices de gente violenta”, afirmó ante los medios de comunicación que llegaron hasta el Cambódromo para el reconocimiento como jefe policial cruceño del comandante José Terán. 

Pese a que no fue aludido de forma directa por la autoridad de Gobierno el abogado de Alejandro Saavedra, Jerjes Justiniano, dijo que las afirmaciones de Murillo deberían de tener dos explicaciones

"Habría que preguntarle al señor Murillo si habló como ministro de Gobierno o cómo jefe de campaña de Jeanine Áñez. Si habló como jefe de campaña no podría hacerlo porque estaría incumpliendo sus funciones. Y si lo hizo como ministro está cometiendo los mismos excesos que cometía el MAS porque se está haciendo presión y se está involucrando ante otro órgano que no es el ejecutivo al que él pertenece", señaló Justiniano y agregó que la gente lucho contra este tipo de presiones. 

Finalmente Murillo expresó que es lamentable que algunos jueces no apliquen la ley en defensa de las mujeres, de los niños y la justicia.