Escucha esta nota aquí

"Si no tenemos la independencia judicial, no vamos a lograr nada, (...) no es bueno que la camiseta de los jueces pase de azul a verde y luego, nuevamente, a azul, porque eso daña, destruye la credibilidad de la justicia", dijo el ministro de Justicia, Iván Lima, y apuntó que es necesario que haya independencia en la administración judicial.

La autoridad señaló que este asunto estará garantizado y apuntó que los jueces no deberían cambiar el color de su "camiseta" dependiendo de la coyuntura que se atraviese en el país. Y aseguró que esta línea también parte de las máximas autoridades de Bolivia, el presidente y vicepresidente Luis Arce y David Choquehuanca, respectivamente.

Por tanto, "en nombre del gobierno del presidente Arce, (quiero) ratificar que este ministro (lo que hará) es garantizar a los jueces su independencia y eso es lo que estamos construyendo", enfatizó en una entrevista con PAT. 

Pero, pese a esta iniciativa, la autoridad señaló que esto no se logrará alcanzar en corto plazo, pero tiene la esperanza de que al final de su gestión "pueda decir que hemos logrado que la justicia sea independiente".

Para Lima esta es una reforma que va a tomar mucho más tiempo, pero hay urgencias; cinco leyes de emergencia se están planteando para este año y "definitivamente estamos iniciando el camino, vamos a continuar y  en eso soy bastante persistente. Estoy trabajando en la reforma de la Justicia desde 2002 y no voy a cesar mientras Dios me dé vida para (tratar) de cambiar esta justicia", subrayó.

Las declaraciones de la autoridad se da en medio de la polémica generada entre grupos opositores o afines a otras líneas políticas, desde donde denuncian que hay persecución desde la vuelta del masismo al Poder. Entidades como el