Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, aseguró este lunes que la salud de la niña que fue vejada por su abuelastro, se encuentra estable y pidió no re-victimizarla desde el púlpito o los medios de comunicación, además, recordó que ninguna persona puede tener acceso al diagnóstico clínico de la menor de edad.


Hace unas semanas se conoció el caso de la niña de 11 años, que fue violada en reiteradas ocasiones por su abuelastro en Yapacaní, Santa Cruz, dejándola embarazada, producto de ese delito se generó una polémica entre la Iglesia católica y algunos feligreses que no querían que se interrumpa la gestación y otras organizaciones, como la Defensoría del Pueblo, que pedían se practique el aborto legal.

Finalmente, el pasado sábado se procedió a la interrupción del embarazo de la menor.

El ministro de Salud dijo que no se trata de que hayan “ganado los pro vida o los pro aborto”, sino que el análisis de la sociedad en su conjunto debe circunscribirse en que la niña ha sido víctima de un vejamen y “se ha puesto a conocimiento público, se ha expuesto su situación”.

“Vamos a seguir atendiendo los requerimientos que establece la justicia, como poniendo todos los esfuerzo para darle (a la menor) la mejor atención que corresponda”, concluyó Auza.

Comentarios