Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud, Jeyson Auza, criticó este lunes la “intransigencia” de la dirigencia de los médicos y advirtió con sanciones por el paro que cumple ese sector contra la Ley de Emergencia Sanitaria.

La autoridad considera que algunos sectores de profesionales rechazan la norma porque establece parámetros y controles a las tarifas que se cobran por atención y los medicamentos, que subieron excesivamente en la segunda ola de contagios con Covid-19.




Pacientes aguardan por atención médica/Foto: Harold Vaca

“Me parece que el problema es que se pretende regular los precios, aspirinas que costaban 20 centavos llegaron a costar 15 bolivianos, unidades de internación regular que costaban hasta 3.000 bolivianos subieron a 15.000 bolivianos, además, hubo un cobro previo, para llegar a una sala de terapia intensiva se llegó a 10.000 dólares”, dijo el ministro.

Recalcó que los sectores que se oponen a la disposición pueden sumarse a la elaboración de la reglamentación, enfatizando que la ciudadanía es la única afectada por la suspensión de algunos servicios en medio del rebrote de la enfermedad.

“La única afectada (por el paro) es la población, nosotros escogemos el camino de la salud, de la vida, de la vacunación, de contener la pandemia. Si otros escogen la intransigencia, tendrán que rendir cuentas en su momento, claro que sí, habrá sanciones”, acotó en entrevista con red Uno, sin especificar las acciones que se asumirán.

La pasada semana algunos gremios de médicos instruyeron un paro de 10 días contra la norma, que fue promulgada por el presidente Luis Arce y que incluye los acuerdos que se alcanzaron en un diálogo entre el Ministerio de Salud y los médicos, pese a eso, ahora se exige su abrogación.







Comentarios