(VEA EL VIDEO) Del Castillo descarta que uniformados resguarden el mercado paralelo de Alanes. Señala que malos dirigentes contratan gente para generar violencia

10 de agosto de 2022, 8:42 AM
10 de agosto de 2022, 8:42 AM

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, presentó este miércoles como “delincuentes” a 24 personas que resultaron aprehendidas el martes durante el conflicto cocalero en La Paz. Asimismo, defendió el “uso proporcional de la fuerza” por parte de la Policía Boliviana.

La autoridad negó que los efectivos del orden resguarden el mercado paralelo de Arnold Alanes y denunció que “malos dirigentes” contratan a personas para generar hechos de violencia, incluso con nexos internacionales.

Recordar que el tema de Adepcoca es privado y orgánico de los productores de la hoja de coca de los Yungas, son ellos que deben resolver estos conflictos a través de sus socios, en mesas de diálogo, que tomen en cuenta a sus pares, sin condiciones y estos diálogos deben ser fructíferos”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Detalló que de los 24 aprehendidos, 19 son varones y cinco mujeres, a quienes se decomisó celulares que utilizaban números internacionales, sobre todo de Chile. También se decomisó más de 70 dispositivos explosivos y nueve envases de anfo, de 25 gramos, que sirven como amplificadores de la onda expansiva.

La conferencia de prensa:


“Si vemos que en algún domicilio se comete un delito en flagrancia, la normativa permite reaccionar de manera inmediata, sea gente con explosivos que quiere matar a policías, evidentemente vamos a actuar, no vamos a tolerar la violencia en territorio nacional”, justificó el titular.

Imágenes muestran cómo los agentes del orden ingresaron a una casa de la zona Villa El Carmen para detener a jóvenes, que fueron trasladados a dependencias policiales en un vehículo particular conducido por un policía sin uniforme y en motocicleta, en medio del rechazo de vecinos.

“No hemos generado lesiones como Policía Boliviana, estamos actuando dentro de los parámetros del uso proporcional de la fuerza pública. No hemos visto que los efectivos de la Policía Boliviana estén usando sus armas de reglamento, todo lo contrario, estamos aguantando, estamos aguantando”, remarcó Del Castillo.