Escucha esta nota aquí

Imágenes los muestran levantando armamento, con los rostros cubiertos y dando un ultimátum al Gobierno de Jeanine Áñez. Sin embargo, el ministro de Defensa, Fernando López, asegura que esas acciones no representan un riesgo para el potencial operativo de las Fuerzas Armadas (FFAA) e insta a que la población esté tranquila.

La autoridad sostiene que esos actos son un intento de amedrentar a la ciudadanía, pero que levantar fusiles antiguos no intimida a las FFAA,

“El envalentonarse, mostrando armamento bastante antiguo, no logrará hacer daño al pueblo de Bolivia”, dijo López, demandando que se depongan esas actitudes y se pacifique el país con una ley que garantice las elecciones generales el 18 de octubre.

López enfatizó que las protestas deben levantarse una vez se sancione esa norma y anticipó un “trato diferente” a esos grupos armados si persisten en sus amenazas cuando ya exista certeza sobre el día en que la población acudirá a las urnas.

“No crean en todo lo que ven. Tengan fe en sus FFAA, les garantizo que Bolivia va a estar tranquila”, reiteró el ministro, pidiendo tener confianza en la institución castrense.

En las últimas horas comenzaron a circular imágenes en redes sociales que muestran a sectores afines al MAS levantando fusiles y lanzando advertencias a la jefa de Estado, instando a que dimita a su cargo y también a su candidatura.