Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, denunció la mañana de este jueves el “secuestro” de dos periodistas de la red televisiva Unitel y atribuyó el hecho a gente del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Mediante su cuenta en Twitter, la autoridad informó: “En la madrugada (fueron) secuestrados 2 periodistas de Unitel. Ya están a salvo resguardados por la Policía. Los mismos violentos que hace pocos días volaron una torre, hoy secuestran periodistas. El MAS se equivoca al recurrir a la violencia política. Responderemos con democracia y ley” (sic).

Si bien no dio más detalles del hecho, se entiende que tuvo lugar en Cochabamba, donde existe conflictos latentes por el encapsulamiento del Chapare y por un bloqueo en el ingreso del relleno sanitario, aunque este fue levantado en las últimas horas.

“Primero vuelan una torre. Después secuestran 2 periodistas de Unitel. Y hoy impulsan una ley para hacer violencia política con impunidad: el MAS vuelve y quiere caos. Esa es su estrategia. Ante ellos está la Bolivia que quiere democracia, paz y ley” (sic), agregó en un segundo tuit.

En respuesta a la acusación, Gerardo García, vicepresidente del MAS, declaró a EL DEBER que “es normal que nos acusen de todo y de nada, nosotros nunca haríamos eso, nuestros compañeros nunca han secuestrado ni torturado, como ellos. No creo que haya pasado eso, conozco a mis compañeros, son calumnias que usan para cazar dirigentes”.

Imágenes de esa red televisiva detallan que el periodista afectado es Rodolfo Orellana y su camarógrafo, quienes fueron hostigados por pobladores en el municipio de Entre Río, sobre la carretera que une a Cochabamba con Santa Cruz.

En la grabación se escucha gritos de “apague, apague (la cámara)”, “vendidos” y otros insultos hacia los comunicadores, que debieron dejar de transmitir ante la inminente agresión del grupo de bloqueadores.

Hace dos días fue volada una torre de comunicación en K’ara K’ara, zona sur de la Llajta, donde pobladores bloquearon, primero, para que se levante la cuarentena, luego exigiendo “elecciones ya” y en el último tiempo para acceder a agua potable.

“Vimos que se ha volado una red de comunicación de la empresa Viva y al parecer han saqueado los aparatos de comunicación de la empresa (…) Se están haciendo las investigaciones por el grupo de inteligencia de la Policía Boliviana, vamos a ver qué medidas tomamos en las próximas horas”, dijo Murillo al respecto.