Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, señaló este viernes que existen corruptos “incrustados” en la administración de la presidenta Jeanine Áñez, la Policía Boliviana y el Ejército, anticipando una dura lucha para identificarlos, tras “14 años de impunidad”.

“Lamentablemente, durante 14 años hubo impunidad en la lucha contra el narcotráfico y en la corrupción, y hoy tenemos corruptos incrustados en los ministerios, corruptos incrustados en instituciones del Gobierno, también en la Policía y en el Ejército, pero se los está eliminando”, dijo durante un acto en Cochabamba.

En medio del escándalo por la compra de 170 respiradores españoles con presunto sobreprecio, se detuvo a un exfuncionario del anterior Gobierno del MAS, quien, supuestamente, mantenía contacto con la exministra Gabriela Montaño.

Murillo enfatizó que “es una dura lucha, pero no nos vamos a cansar, no nos vamos a rendir”, destacando que cada institución encara tareas para identificar a quienes estén involucrados en irregularidades.

Ahora no se roban la plata, se invierte la plata. Tenemos tres helicópteros volando (…) Hoy el pueblo de Bolivia se siente contento y satisfecho por la lucha contra el narcotráfico”, agregó la autoridad durante un encuentro con efectivos antinarcóticos.

Detalló que se aprobó un decreto supremo que autoriza recursos para la adquisición de uniformes, armamento y vehículos, “para que a la brevedad posible tengan las herramientas necesarias para luchar contra el narcotráfico”.