Escucha esta nota aquí

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, anunció la tarde de este jueves una investigación interna a las denuncias que existen en contra de su antecesor en ese despacho, Jerjes Justiniano Atalá.

Sostuvo que, de encontrarse irregularidades por la presunta “coacción” e “injerencia” en las que habría incurrido, podría remitirse al caso al Ministerio Público.

“Lo que nosotros entendemos es que llegaron con esas intenciones al Ministerio de la Presidencia, sabiendo que ahí había recursos económicos y que los necesitaban para hacer campaña”, dijo la autoridad, en referencia a las supuestas intenciones de Justiniano. 

Tras ser destituido, el exministro advirtió que la intención de la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, es lanzar su candidatura y utilizar el aparato estatal y cerca de 2.700 millones de bolivianos, asignados a la Presidencia, para su campaña.

Núñez explicó que esos recursos ya fueron comprometidos por la administración de Evo Morales para proyectos a los que se dará continuidad, negando, nuevamente, que la actual mandataria vaya a ser candidata en los comicios generales.

“Se tiene que investigar, nosotros hemos escuchado las denuncias del exviceministro, por tanto, se tienen que hacer las investigaciones, primero nos informaremos internamente y si corresponde, tendremos que pasarlo al Ministerio Público”, reiteró Núñez.

Justiciano Atalá fue duramente cuestionado por supuestamente tener algún tipo de interferencia en el proceso judicial en el caso por violación grupal en Santa Cruz y por influir en la destitución del exviceministro de Comunicaciones, Danilo Romano.