Escucha esta nota aquí

Clases en dos grupos, intercaladas y de lunes a sábado, esa es la propuesta que lanzó el ministro de Educación, Adrián Quelca, para iniciar la gestión académica 2021, en medio de la amenaza de un rebrote de coronavirus.

La autoridad considera que, dividiendo los cursos, para que unos pasen clases lunes, miércoles y viernes; y otros, martes, jueves y sábado, se podría garantizar el distanciamiento social y así evitar nuevos contagios.

“La idea es que podamos distribuir grupos en días alternos, (para que) por lo menos tres días a la semana (asistan a clases, es decir) unos los lunes, miércoles y viernes y otros los jueves, martes y sábado", explicó en entrevista con Cadena A.

Hace algunos días la misma autoridad había anticipado que se podrá reiniciar las labores de forma semipresencial desde el primer trimestre de la siguiente gestión, garantizando que no habrá una nueva clausura, como sucedió este año.

"Es decir, no asistirían a las escuelas ni todos los niños ni todos los días (porque el objetivo es evitar) el riesgo de las aglomeraciones y esto nos servirá, además, para socializar con los estudiantes de mejor manera el uso de la tecnología, las plataformas virtuales, el internet y las diferentes herramientas que existen”, acotó.

Se prevé que a mediados de diciembre exista un encuentro pedagógico con los diferentes actores, como padres, estudiantes, profesores y otros sectores, para definir la modalidad en la que retornará la educación escolar.

“Esto lo planteamos en un marco optimista de que la situación sanitaria en nuestro país esté en las mismas condiciones que ahora, donde existe un control al respeto”, dijo, enfatizando que "a nivel de gabinete se acordó un trabajo interministerial para garantizar la educación”.