Escucha esta nota aquí

Motorizados de alto tonelaje sufren inconvenientes por intentar esquivar los residuos de los bloqueos que sectores sociales afines al MAS protagonizaron por 11 días. El Gobierno reporta que un 99 por ciento de las rutas están habilitadas actualmente.

Imágenes muestran cómo quedaron esparcidas en las vías alfombras de rocas, promontorios de tierra y otros escombros que dañan a los vehículos y requieren de maniobras para superarlos, aspecto que dificulta el retorno de la normalidad en los viajes.

Se reportan accidentes en las rutas que unen a Cochabamba con Oruro, sobre todo en el sector de Sayari y Bombeo, donde se utilizó dinamita para detonar los cerros y provocar la caída de enormes rocas; también hay inconvenientes en la doble vía a La Paz, avenidas de El Alto y carreteras que van hacia la frontera.

El presidente de la Asociación del Transporte Internacional (Asociatrin), Marcelo Cruz, informó el sábado que, según cálculos preliminares, ese sector perdió 65 millones de bolivianos por los bloqueos registrados desde la semana pasada y que aún persisten en algunos puntos del país, debido a la existencia de piedras y tierra que obstaculizan el paso en las carreteras.

“Dinamitaron los cerros y hay una capa de piedras en el camino. La capa asfáltica está destrozada. No hubo una reacción inmediata de la ABC y los conductores con sus propias manos están limpiando el destrozo ocasionado por estos delincuentes, porque no se los puede llamar de otra manera”, lamentó el representante.

Mientras que, desde el Gobierno, el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, reportó el domingo que el 99 por ciento de las carreteras del país se encuentran transitables, existiendo aún protestas solo en K’ara K’ara, Cochabamba.