Escucha esta nota aquí

Al menos 40 máquinas se usan para despejar las calles y un grupo masivo de voluntarios y soldados de las FFAA trabajan de manera continua en los puntos afectados por la mazamorra y los deslizamientos ocurridos en el municipio de Tiquipaya, Cochabamba.

Cinco días pasaron desde que se activó la alerta por el desborde del río Taquiña, lo que motivó a unas 600 personas a dejar sus viviendas para no poner en peligro sus vidas. El Gobierno central anunció que se destinarán Bs 7 millones para atender las acciones inmediatas ante la emergencia.

El Ministerio de Energías, mediante un comunicado, también informó que se decidió como una forma de solidaridad asumir el costo del servicio de energía eléctrica correspondiente a febrero.

Esto nace "como una medida adicional de solidaridad con las familias damnificadas por el desborde del río Taquiña, en los municipios de Colcapirhua y Tiquipaya de la provincia de Quillacollo, del departamento de Cochabamba, ha dispuesto excepcionalmente asumir el costo del servicio de electricidad correspondiente al mes de febrero de 2020".

Reactivan la Autoridad Departamental de Cuencas

La presidenta Jeanine Añez lideró el encuentro técnico que se realizó ayer en Tiquipaya y en donde se determinó que se reactivará la Autoridad Departamental de Cuencas.

La mandataria aseguró que se destinarán todos los recursos necesarios para asegurar el manejo integral de las cuencas de Cochabamba, especialmente de la cuenca Taquiña, que es donde se produjo la tragedia de los últimos días.

A esto se suma la prohibición de asentamientos ilegales en los puntos cercanos a los ríos y franjas de seguridad para evitar desbordes que afecten a la población.

Comentarios