Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió en las últimas horas con expulsar del país a los ciudadanos venezolanos que cometan delitos, ante el hallazgo de menores que eran presuntamente explotados para pedir limosna.

En los últimos días, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, junto al director de Seguridad Ciudadana del municipio de El Alto, Dorian Ulloa, funcionarios de Migración y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen realizaron operativos en alojamientos, hoteles y residenciales, donde encontraron a personas de ese país que estaban con niños, que al parecer no tendría ningún parentesco con ellas.

La investigación señala que presuntamente esos infantes son “alquilados” para pedir dinero en las calles o vender algunos productos por inescrupulosos explotadores que además no tienen permanencia regular en territorio nacional.

“Los venezolanos que cometan delitos serán expulsados, como se ha dicho veinte veces,  la Policía Boliviana, Migración y otras instituciones están haciendo permanentes batidas, la gente que esté cometiendo ilícitos obviamente tiene que ser deportada a su país”, indicó Murillo.

El viceministro de Seguridad Ciudadana manifestó que una gran cantidad de ciudadanos venezolanos se encuentran en el país de forma ilegal y realizan actividades ilícitas como  la tenencia de esos menores que son expuestos a cualquier tipo de maltrato y abuso.