Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, indicó que hay preocupación del Gobierno por lo que ocurre en Cochabamba. Ve una actitud política irresponsable de los dirigentes vecinales que, a su criterio, solo buscan confrontación sin importar el riesgo de movilizar a la gente ante el brote de coronavirus que hay en el país.

Las palabras de Murillo se dan luego de que se suspendiera el diálogo entre dirigentes de Ka'ra Ka'ra (la zona más conflictiva actualmente) y la Gobernación que, junto a alcalde José María Leyes, buscaban que los bloqueos se levanten.

"Si ellos (bloqueadores) creen que este es un tema de buscar réditos políticos están equivocados. No tienen ningún pretexto real para cometer el crimen que están cometiendo contra Cochabamba", puntualizó Murillo a la red ATB.

La autoridad nacional repudió los actos vandálicos de los que fueron víctimas 14 salubristas retenidos en un bloqueo y agredidos por los manifestantes que además, habían pinchado las llantas de una ambulancia.

"Apedrear, agredir a médicos es un acto criminal. Los dirigentes que han hostigado e incitando a los ciudadanos a hacer esto, van a tener que pagar ante la justicia", anticipó Murillo que ordenó que se inicie una investigación para dar con los responsables de este hecho que "raya en lo criminal".  

Comentarios