Escucha esta nota aquí


 La sequía en Bolivia, Paraguay y Argentina, principalmente la región chaqueña, es la segunda más intensa de América del Sur desde el 2002, según reporte de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El informe agrega que las señales del grave déficit de precipitaciones pluviales comenzaron a surgir en las observaciones de gravimetría satelital en el sudeste de Brasil a mediados del 2018 y después se extendieron a partes de los tres países.

“Hasta el momento, la sequía actual es la segunda más intensa del continente desde 2002, solo superada por la que ocurrió en 2015-2016 en el este de Brasil y Venezuela”, menciona la NASA.

El administrador del Sistema de Alerta Temprana Pilcomayo, Luis María de la Cruz, confirmó a EL DEBER que es el más fuerte en 40 años en la región chaqueña por su extensión en el tiempo e intensidad.

Según de la Cruz, en un estudio del mismo tipo realizado por la Universidad de Buenos Aires (UBA) se menciona que el desecamiento es el mayor de los últimos 20 años porque evaluaron desde el 2.000 en base a información satelital.

La sequía golpeó este año con fuerza en la región del Chaco boliviano que abarca los departamentos de Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca.

“Este fenómeno natural ha generado varios efectos, el primero y más grave han sido los incendios en extensión e intensidad inéditos desde que hay registros históricos”, indicó de la Cruz.

Agregó que se reportaron también la mortandad de ganado vacuno, pérdidas de cultivos, graves problemas para la salud humana por falta de acceso a agua sana y el agravamiento de la vulnerabilidad ante el Covid-19.


Comentarios