Escucha esta nota aquí

Rosario Canedo Justiniano, abogada del exministro de Salud, Marcelo Navajas, denunció que la Fiscalía no le entregó copia de su declaración. Sin embargo, destacó que el médico, durante su declaración, autorizó la compra presionado por la escasez de estos equipos en el mundo, aseguró que lo hizo con absoluta buena fe y que presentó como respaldo principal las facturas de compra de 170 respiradores de emergencia a la empresa IME Consulting Global Services SL, que a su juicio avala la transparencia de la transacción.

“No nos han dado la declaración. Lo han tenido casi ocho horas detenido. El primer descargo es su inocencia, la buena fe con la que él actuó. Hemos demostrado la inexistencia de ningún delito. Él fue al ministerio con un fin: poner todo su conocimiento acumulado en más de 30 años de carrera, para enfrentar esta situación caótica generada por la pandemia del coronavirus. Lo hizo con la mayor buena fe. No existe ningún tipo de dolo en su conducta”, declaró a este medio la abogada.

Aseveró que no existe ningún sobreprecio, “porque así lo ha acreditado precisamente a través de la remisión de las facturas que ha hecho la empresa que vendió los respiradores. Tenemos eso, y ese documento indica que ese fue el precio pagado, no otro”.

Este medio le consultó sobre la posibilidad de que se hubiera recibido una comisión y eso obviamente no está en la factura por poco menos de $us 28.000, porque hubo ofertas de menor costo, entre ellas, la de una importadora boliviana que no superaba los $us 12.000. 

La respuesta de la abogada fue la siguiente: “Cuando uno afirma que pudo haber comisión, tiene la obligación de demostrarlo. Aquí él lo único que hizo es ante el estado de emergencia, ante la fuerza mayor que estábamos atravesando con el problema de la pandemia, apela a la compra directa de los respiradores, y que se realice la adquisición de acuerdo a lo que mandan las normas. Eso fue lo único que hizo”.

Además, el fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío, manifestó que tienen, como pruebas, las notas enviadas por el BID, como de la empresa española, lo que establece que los respiradores tienen un costo menor, “concretamente de 6.000 euros”. Manifestó que en las declaraciones de Navajas, y de otros tres imputados, “establecieron participación. Con estos indicios se procedió a la aprehensión del exministro”.

Recordemos que el embajador de Ciencia y Tecnología, Mohammed Mostajo, declaró que se sorprendió con la compra en tiempo récord. A eso se suma que el ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, indicó que la autorización se realizó pese a que dos funcionarios indicaron que el material no era apropiado, y luego fueron despedidos. Sobre estos dos aspectos la abogada señaló: “No tengo conocimiento de eso, de todas formas, el doctor Navajas no conoce sobre esas dos comunicaciones. Tampoco supo de la existencia de otras ofertas de menor precio”.

La jurista puso el siguiente ejempo: “En esto usted puede comprar una peta o un Audi. Los dos tienen cuatro llantas, uno tiene un costo mayor y el otro menor, insisto, tenemos la factura. ¿Por qué no se vieron otras opciones?, por la premura, había que comprar el material lo antes posible. Teníamos en las calles al enemigo invisible y necesitábamos combatirlo. Era una causa de fuerza mayor, de urgencia, se necesitaba ya”.

Aseguró que otro elemento que la exautoridad le dijo a los fiscales fue que “en el mundo hay escasez de estos equipos y alta demanda. Si no comprábamos de inmediato podíamos perder la compra. Eso mismo le ocurrió al exministro Aníbal Cruz al menos en dos ocasiones. Toda esa presión llevó a que la compra se haga inmediatamente”.

El fiscal Cossío resaltó que como cabeza de la institución Navajas  no podía dejar pasar un solo documento sin tener conocimiento. “No es admisible que diga que no conocía algunos documentos. Por ello hay un daño económico de al menos 3 millones de dólares, con delitos como malversación, contratos lesivos al Estado, incumplimiento de deberes, delitos contra la salud pública y otros”. El fiscal está a la espera de la programación de su audiencia cautelar, y lo más seguro es que sea este viernes.