Escucha esta nota aquí

Mayte, una menor de seis años de edad, recibió una pedrada en la cabeza que le fracturó varios huesos, por lo que se debate entre la vida y la muerte en el hospital Japonés de Santa Cruz. El juez de familia envió con detención preventiva al Centro Nueva Vida Santa Cruz (Cenvicruz) al menor de 16 años, presunto responsable del hecho.

El pasado miércoles, Saúl Villalba se desplazaba en motocicleta, con su esposa y su pequeña hija, por la carretera en el sector de Choré. Cuando el joven lo sorprendió arrojándole la piedra.

“Pido justicia. Necesito ayuda. Mi hija no despierta hace tres días. La piedra le llegó a la cabeza y le dejó un hueco. No tengo recursos ni para medicamentos ni para abogado”, lamentó a EL DEBER, el afligido padre de cuatro hijos, que asistió a la audiencia cautelar del menor responsable del hecho sin abogado y sin apoyo de la Defensoría del Niñez.

Durante la investigación del hecho, no se pudo dar con los padres ni familiares del presunto autor del hecho que, según los vecinos, deambulaba desorientado por la zona.

En la audiencia cautelar del presunto responsable de este hecho, el juez de familia Marcelo Cortez determinó este viernes, la detención preventiva en Cenvicruz para el menor Edgar C.Y., por la presunta comisión de lesiones graves y leves.