Escucha esta nota aquí

La Misión en Bolivia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) reprobó la violencia ejercida conta el periodista en Potosí, Juan José Toro, quien sufrió agresiones por parte de mineros cooperativistas del Cerro Rico en Potosí.

“La Misión reprueba la agresión en contra del periodista Juan José Toro del diario El Potosí. La labor de la prensa es insustituible. El Estado tiene la obligación de proteger el quehacer periodístico e investigar todo ataque”, señala el comunicado divulgado a través del tuit de la entidad.

Recomendaciones

En su comunicado, la Misión también recordó la recomendación de su informe: “La situación de los derechos humanos tras las elecciones generales del 20 de octubre de 2019 en Bolivia”, donde señala puntos específicos para resguardar la seguridad de los trabajadores de la prensa y otros actores de la sociedad.

Se debe “promover un ambiente seguro y propicio para las personas defensoras de derechos humanos, líderes sociales, periodistas y otros actores de la sociedad civil, incluyendo la condena sistemática y pública de todo acto de intimidación en su contra y el establecimiento de un mecanismo de protección dotado de recursos suficientes que garantice la seguridad de aquellas personas que se encuentren en riesgo”, dice el documento.

Además, pide respetar y proteger la libertad, diversidad y pluralismo de los medios de comunicación y abstenerse de cualquier forma directa o indirecta de censura…”.

El hecho en Potosí

El periodista y director de Contenidos del periódico El Potosí, Juan José Toro, denunció que durante la cobertura de una inspección en el Cerro Rico con dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), fue agredido por un grupo de cooperativistas mineros que se encontraba en el lugar.

El hecho se produjo el miércoles, a vista de autoridades y dirigentes mineros, en el momento en Toro se disponía a grabar el inicio de un diálogo entre dirigentes de Comcipo, el gerente regional de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Richard Arancibia y un grupo de cooperativistas que se había apostado en el acceso al Cerro Rico.

He sido agredido físicamente por un grupo de cooperativistas mineros, encabezados por Víctor Tacuri y en presencia de Richard Arancibia, gerente regional de la Comibol, quien no hizo nada para evitar la agresión”, manifestó el periodista en un video en vivo grabado tras el ataque.

Toro dijo que recibió golpes, patadas y  fue amenazado de muerte, además de sufrir la rotura de sus lentes y le fue arrebatada una grabadora con la que se disponía a trabajar. Al no tener garantías para la cobertura tuvo que retirarse y apuntó que sentará la denuncia de la agresión que sufrió en la Fiscalía.