Escucha esta nota aquí

En las dos primeras semanas de agosto, ocho centros de abasto de diferentes zonas de La Paz fueron cerrados de manera preventiva por siete días, para ser lavados, desinfectados y detectar posibles casos positivos de Covid-19 en las comerciantes.

El jueves, funcionarios municipales lavaron los mercados Bolívar Central y 16 de Julio de Obrajes, en ambos se hizo la pausa preventiva de actividades. En las siguientes semanas continuará el plan de desinfección, que realizan la Dirección de Mercados y Comercio en Vía Pública y el Sistema Municipal de Regulación (Siremu).

Entre el martes 4 y el jueves 13, el cierre preventivo fue de los mercados Teófilo Miranda, Bolívar de Tembladerani, Irpavi, Sopocachi, Los Pinos, Achumani, Bolívar Central y 16 de Julio.

En todos los espacios, el grupo de comerciantes se sometió a pruebas de coronavirus. Con los resultados, al menos el 50 por ciento retomó sus actividades comerciales.

Por otro lado, los mercados Haití, Yungas y Miraflores fueron suspendidos por 14 días tras identificar enfermos con coronavirus. Las comerciantes también se sometieron a las pruebas médicas, los ambientes fueron desinfectados y luego abrieron sus puertas a la ciudadanía.