Escucha esta nota aquí

La Organización de los Estados Americanos (OEA) respaldó su informe final sobre las auditorías a las elecciones realizadas en octubre de 2019 en Bolivia, donde reveló que existió “manipulación intencional” de los resultados, luego de que el Washington Post publicara un artículo que dice que “no existe evidencia de fraude”.

“Bolivia calificó sus elecciones de octubre como fraudulentas. Nuestra investigación no encontró ninguna razón para sospechar fraude”, titula una nota de opinión del diario estadounidense elaborado por John Curiel y Jack Williams, investigadores del Laboratorio de Ciencia y Datos Electorales del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts).

“En nuestras simulaciones, descubrimos que Evo Morales podía esperar al menos una ventaja de 10,49 puntos sobre su competidor más cercano, por encima del umbral de 10 puntos porcentuales necesario para ganar directamente”, señala parte del informe publicado por Washington Post.

Este artículo de opinión, que se desprende de un estudio estadístico y de 1.000 simulaciones del conteo de votos, fue tuiteado por el expresidente Evo Morales, quien manifestó que el resultado “Es una evidencia más del monumental robo que Mesa, Áñez, Camacho y Almagro, hicieron a todos los bolivianos”.

Por su parte, la OEA respondió a esta publicación a través de una carta de Gonzalo Koncke, Jefe del Gabinete del Secretario General, donde se informó de que el artículo de opinión ignora los principales hallazgos del informe de la auditoría que confirma la manipulación intencional de las elecciones.  “No es honesto, ni basado en hechos, ni exhaustivo. Sobre todo, no es científico”, añade.

“Primero, la auditoría detectó cambios en las actas y la falsificación de las firmas de jurados de mesas. Segundo, se constató que en el procesamiento de los resultados se direccionó el flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por el personal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), lo que posibilitaba la manipulación de datos y suplantación de actas”, explica en una parte de la carta de la OEA.

En esta respuesta, el organismo multilateral afirma que se tomaron en cuenta cuatro categorías en los hallazgos que lograron en la auditoría: la prueba de acciones deliberadas que buscaban manipular los resultados de la elección; las irregularidades graves en la protección en las actas de votación y la pérdida de material sensible; muchos errores y las evidencias.

Además, la Secretaria General de la OEA menciona su respaldo al análisis cuantitativo del documento de 96 páginas de la auditoría. Recordó a los autores del informe del Washington Post, John Curiel y Jack Williams, que esta entidad atiende un promedio de 11 elecciones generales en los países miembros, cada año y por tanto la experiencia de los veedores está reconocido a nivel mundial.

A continuación el tuit de la OEA 

Comentarios