Escucha esta nota aquí


La Misión en Bolivia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) reprobó este miércoles los hechos de violencia registrados en los municipios de Montero (Santa Cruz) y Sipe Sipe (Cochabamba).

"La Misión reprueba los actos de violencia en Montero y Sipe Sipe y llama a encauzar de manera pacífica e institucional los desacuerdos políticos", cita un mensaje difundido por la institución internacional, a través de su cuenta en Twitter (@Oacnudh_BO).

Además, la Misión pidió respeto a la prensa y también condenó todo acto de violencia política ejercida en contra de las mujeres.

En pasadas horas se registraron violentos enfrentamientos en Montero, en una disputa por el control de la Alcaldía de esa ciudad.

En medio de esa crítica situación, se conoció que un policía resultó herido, además que se produjeron ataques a los periodistas e incluso se atentó contra la casa de la exdiputada del MAS, Muriel Cruz.

La violencia se desató después de que el Concejo Municipal de Montero destituyó a Miguel Ángel Hurtado, del cargo de Alcalde, y se designó en su lugar a la concejal del MAS, Teresa Paz.

Entre tanto, en Sipe Sipe, se movilizaron los padres de familia en demanda de la entrega de una canasta alimenticia estudiantil y, en ese marco, llegaron al extremo de retener a la alcaldesa María Heredia, en el sector de Malkochapi, kilómetro 20 de la carretera que une a Cochabamba con el occidente del país.