Escucha esta nota aquí

El gobernador saliente de Tarija, Adrián Oliva, reapareció el lunes, 5 de abril, en un acto de la presentación de la Agenda Departamental 2030 para superar la pobreza multidimensional.

Sin fijar una posición política, Oliva se limitó a decir que este domingo debe imponerse la democracia y que la población acuda a las urnas para elegir a su autoridad pensando en el departamento.

La autoridad añadió que se dedica de pleno a la organización del proceso de transición y participar en la efeméride departamental del 15 de este mes.

A Oliva le detectaron coronavirus dos días antes de las elecciones subnacionales que le impidió sufragar el 7 de marzo pasado, tras haberse concentrado en la campaña proselitista para su reelección en el cargo.

Después fue dado de alta y optó por refugiarse en su casa campestre de San José de Charaja, desde donde trabajó de forma virtual mientras se recuperaba gradualmente.

La autoridad lamentó el fallecimiento de Óscar Farfán y Rubén Ardaya, dos funcionarios de su gabinete, a consecuencia de la pandemia.

"Fue un periodo difícil no solo por el Covid-19, sino también por lo sucedido con varios compañeros de viaje. Ahora nos toca hacer un esfuerzo para trabajar en la transición", expresó Oliva.

Comentarios