Escucha esta nota aquí

El caso de tráfico de influencias en el sistema educativo crece en medio de posiciones políticas. La oposición en el Legislativo pidió la destitución del ministro de Educación, Adrián Quelca, tras acusarlo de estar involucrado en el tráfico de exámenes en el proceso de institucionalización de cargos directivos.

A su vez, en el Movimiento Al Socialismo (MAS) piden que la justicia investigue el hecho y sus sectores afines dieron un espaldarazo al titular de Educación y exigen el alejamiento de la viceministra de Educación Superior, Aurea Balderrama, quien demandó a Quelca.

El diputado Fernando Vaca, de filas de Comunidad Ciudadana (CC), aseguró que recibió “muchas” denuncias de padres de familia y de maestros, quienes reclaman el proceder del ministro Quelca en la elección de cargos jerárquicos en el sistema educativo. El legislador consideró que se debe anular el proceso de designación de las personas que llegaron a puestos importantes a raíz del supuesto tráfico de influencias.

No solamente la destitución del Ministro de Educación tiene que hacerse efectiva, sino también la anulación de todo el proceso de institucionalización. Es decir, toda la designación de cargos administrativos, de rectorías, de direcciones departamentales, direcciones distritales de educación deben ser anuladas porque existen los indicios suficientes que nos indican que han sido no solamente irregulares sino también ilegales”, afirmó Vaca.

Su correligionaria, Samatha Nogales, anunció que la alianza CC está haciendo seguimiento a “muchos casos” en el país, ya que recibió denuncias de padres de familia y de maestros. “No puede ser, que en vez de trabajar en políticas que beneficien a la educación de nuestro país, se estén ocupando de beneficiar de manera partidaria y política a sus seguidores, por así decirlo, y que se juegue con la educación de nuestros estudiantes”, dijo.

Por su parte, el diputado Juanito Angulo (MAS) dijo que la justicia debe investigar el caso y pidió dejar a un lado “intereses políticos” en este proceso. “Tengo entendido que ya existe una demanda y ahora será la justicia quien determine si hubo o no delitos”, sentenció.

El lunes, la viceministra Aurea Balderrama presentó una demanda penal contra el ministro Quelca, a quien lo acusa de ser parte de una red de tráfico de influencias para designar a personal cercano en cargos importantes en el sistema educativo. La autoridad presentó pruebas que involucran presuntamente a Quelca.

En La Paz, maestros de diferentes regiones del país marcharon en respaldo a Quelca y pidieron la destitución de Balderrama. La Central Obrera Boliviana (COB) también anunció su apoyo al ministro de Educación. Mientras que Quelca aseguró que el proceso de designación de autoridades educativas fue transparente y dijo que se someterá a la investigación.

Comentarios