Escucha esta nota aquí

La resolución del Parlamento europeo sobre la situación política en Bolivia generó una ola de rechazos en el senado nacional. Por un lado, el MAS, con su mayoría, aprobó una Declaración Camaral rechazando ese pronunciamiento mientras que los senadores opositores  emitieron otro rechazando dicha declaración.


“Como miembros de las bancadas de Creemos y de Comunidad Ciudadana constituidos en bloque de oposición de la Cámara de Senadores, dentro de las prerrogativas que nos otorga la Ley, manifestamos y dejamos constancia formal de nuestro rechazo absoluto y disidencia a la Declaración Camaral que expresa críticas y observaciones por supuestos fines intervencionistas a las recientes actuaciones del Parlamento Europeo”, señala el documento que lleva la firma de una docena de senadores de oposición.


El 5 de mayo, la bancada del MAS, luego de la sesión del Parlamento europeo que se pronunció en favor de la liberación de la exPresidenta, Jeanine Áñez y de dejar la persecución política en contra de opositores bolivianos, sesionó y aprobó la Declaración Camaral. Ese mismo día los opositores se pronunciaron en esa sesión, pero el documento recién se conoció hoy.


Los opositores aseguran que la participación y recomendación de los entes internacionales preservan la garantía de derechos fundamentales y el orden democrático de los estados. Recordaron en su carta que al jurar a la Presidencia decían que la justicia boliviana requería de una transformación.


Por esa razón, han manifestando su rechazo absoluto y disidencia “a cualquier resolución camaral que menoscabe o rechace el accionar de organismos internacionales en su labor mediadora de conflictos que se están suscitando en el país en relación a la falta de garantías jurídicas y a la evidente persecución política que los actores opositores están sufriendo por el Órgano Judicial y del Órgano Ejecutivo”, finaliza la nota de ambas bancadas opositoras en el Senado.



 

Comentarios