Escucha esta nota aquí

Los actores sociales y políticos que son opositores al Gobierno coincidieron en un criterio e identificaron al expresidente Evo Morales como el factor que desencadenó todo el conflicto político en 2019; las afirmaciones se realizaron apoyados en el informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).


Los partidos opositores, CC y Creemos, además del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), emitieron un comunicado conjunto; mientras que las autoridades departamentales de Santa Cruz hicieron conocer su posición oficial luego de conocer el reporte que fue entregado en La Paz.


El informe confirma la certeza de que las causas determinantes de la crisis de violencia del 2019 es la desinstitucionalización del Estado y la aguda polarización provocada por acciones de Evo Morales y sus colaboradores para quedarse indefinidamente en el poder, vulnerando la CPE, el Referendo del 21-F, la institucionalidad democrática” señala el segundo punto del comunicado de CC, Creemos y el Conade.


Mientras que por el gobierno departamental de Santa Cruz se pronunciaron el secretario de Justicia de la Gobernación, Efraín Suárez y el presidente de la Asamblea Departamental, Zvonko Matkovic.


“Hemos podido ver que la tesis del golpe de Estado volvió a desvirtuarse, ya que el mismo puntualiza dos hechos de suma importancia: el primero, que los hechos de violencia se iniciaron durante el gobierno de Evo Morales previa su renuncia, y el otro hecho, es la renuncia del Presidente que generó un vacío de poder que debió llenarse de forma constitucional y así se lo hizo”, dijo Suárez al referirse a este reporte.


Mientras que Matkovic aseguró que el análisis debe partir del informe de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) porque esta instancia determinó que la reelección indefinida no era un derecho humano y por tanto Evo Morales no debió postular y no se habrían producido los problemas.


“El informe deja claramente establecido que esos hechos ocurrieron durante la presidencia de Evo Morales, hubo otros casos que ocurrieron después, todos tienen que ser investigados y por favor, que no sea manipulado políticamente, me parece que el Gobierno aprovechó el escenario, pero está tergiversando lo que dice el informe”, alertó Matkovic sobre el mismo punto.


Sin embargo, el Conade también destacó que los casos abiertos contra los responsables de los hechos de 2019 pueden quedar en nada gracias al decreto de indulto que firmó el Presidente Luis Arce, ya que es discriminatorio y los culpables de la quema de buses PumaKatari y las estaciones policiales en El Alto están sobreseídos.


Efraín Suárez exhortó al Gobierno a dejar de lado la narrativa del golpe de Estado porque el propio informe no pudo darle la razón y recordó que todos los conflictos ocurrieron tras la decisión de repostular de Evo Morales.  


“También se ha mencionado que existieron las tres muertes en Montero, las cuales deben investigarse, al igual que las muertes ocurridas en Senkata y Sacaba, también hemos dicho que no se abuse y que no se use a la justicia para generar una persecución política en contra de la oposición en Bolivia”, dijo el secretario de Justicia de la Gobernación cruceña.


  

Comentarios