Escucha esta nota aquí

"Como Cidob Orgánica – Coica, única defensora de los verdaderos derechos colectivos de los pueblos indígenas del Oriente, Chaco y Amazonía de Bolivia, ponemos en conocimiento al pueblo en general y resolvemos. Denunciamos ante la comunidad internacional que en Bolivia, con el regreso del Gobierno del MAS, retornó la farsa del Estado Plurinacional, pues los pueblos indígenas no solo somos discriminados, sino que nuestros símbolos, como representación directa de lucha histórica e identidad, son despreciados y separados de la representación del Estado", dice la primera de tres conclusiones que la Cidob Orgánica publicó en sus redes sociales este fin de semana.

Como segundo punto, el pronunciamiento exigió al Gobierno nacional, de manera inmediata, que tome acción para cumplir la Constitución Política del Estado y se respeten los símbolos de los pueblos indígenas originarios de oriente, chaco y amazonia.

En tercer lugar, la Cidob Orgánica exigió que los responsables de "este acto de desprecio y discriminación sean sancionados en el marco del actual marco jurídico", finalizaron.

La organización remarcó en su publicación que la bandera con la flor de patujú es un símbolo que representa a los pueblos indígenas originarios del Oriente y la amazonia; y que es parte de la historia de la lucha por los derechos de esos pueblos, al acompañar las diferentes marchas pacíficas.

La Cidob Orgánica citó que la Constitución Política del Estado, en el artículo 6, Párrafo II, reconoce como símbolos del Estado Plurinacional de Bolivia, a la bandera tricolor rojo, amarillo y verde; el himno boliviano; el escudo de armas; la wiphala; la escarapela; la flor de la kantuta y la flor del patujú.

También recordó que el Decreto Supremo Nº 241, del 5 de agosto de 2009, referente a los “Símbolos del Estado Plurinacional de Bolivia”, regula el uso de la “Flor de Patujú como símbolo del Estado y en su artículo 43, sanciona el Ultraje a los Símbolos del Estado, señalando: “Quien o quienes injurien, ofendan, desprecien ultrajen públicamente los Símbolos del Estado serán pasibles a las sanciones previstas por el Artículo 129 del Código Penalque el desprecio a la bandera de patujú se constituye en una violación al derecho a la identidad como pueblos indígenas, protegido por el texto constitucional, artículo 30, párrafo II, numeral 2 y es un acto directo de racismo y discriminación".

La bandera con la flor del patujú estuvo por primera vez en los actos de Jeanine Añez.

La expresidenta expresó su crítica por el retiro de la bandera del Patujú de los actos oficiales con el nuevo gobierno del MAS.

“La bandera del Patujú, hermoso símbolo de los pueblos indígenas del oriente boliviano, fue retirado de los actos oficiales. Ése es el ‘respeto’ a la diversidad que tiene el MAS en nuestro país, puro discurso”, publicó Áñez en Twitter.