Escucha esta nota aquí

Como ya lo habían anunciado el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) y el Colegio Médico de Beni, el paro nacional concluyó en Beni este martes 10 de noviembre.

Ayer, el Comité Cívico del Beni convocó a una gran concentración en la plaza principal General José Ballivián para reafirmar su rechazo a la Ley 1386 y otras normas promovidas por el Gobierno, que son consideradas anticonstitucionales por la población.

De igual manera, los gremialistas realizaron una marcha en contra del paquetazo de leyes que concluyó en el mismo punto de la capital trinitaria. Varios dirigentes sector reafirmaron su postura en contra de la ley 1386 y señalaron que seguirán manifestando su disconformidad hasta que sea abrogada.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Beni, Mauricio Rousseau, dijo que el sector salud está en contra de las reformas que quiere aplicar el Gobierno, como la abrogación de la ley de emergencia, que prohíbe la libertad de expresión.

“Queremos que el Gobierno recapacite y pueda anular esta ley. El Gobierno ha dicho que no existe el covid-19 y no hay emergencia, entonces el Colegio Médico Nacional ha pedido la abrogación de esta ley. Como ciudadano rechazamos las leyes que está aprobando el Gobierno porque vulneran los derechos de la población”, manifestó Rousseau.     

Jilka Tudela, ejecutiva del Conade, dijo que el Beni paró durante 48 horas porque su gente tiene ganas de seguir respirando libertad para vivir en democracia.

¡Pese a quien le pese, digan lo que digan, el Beni paró!, sin apoyo de ninguna institución llamada a ser protagonista para defender su autonomía, nuestros derechos y recursos (Gobernación y la Alcaldía), lo hicimos por voluntad y esfuerzo propio”, proclamó Tudela.

Las organizaciones benianas, así como la población en general, analizarán en las próximas horas las nuevas medidas de presión que asumirán para seguir con su protesta.

Comentarios