Escucha esta nota aquí

Al menos tres importantes organizaciones e instituciones internacionales de Derechos Humanos se han manifestado en los últimos días por la convulsión social y política que acontece en Bolivia. Piden diálogo entre el Gobierno y los sectores protestantes, y que cese la represión policial

"Bolivia: Muy preocupantes los enfrentamientos entre civiles en el contexto de las protestas y las agresiones de policías a periodistas", escribió José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch. "Es imperativo que las autoridades investiguen la muerte de una persona y los múltiples casos de lesiones", agregó Vivanco.

Asimismo, Vivanco pidió a Luis Arce llamar a la calma y al diálogo, a asegurar el derecho a la protesta pacífica, sin importar la posición política y garantizar el trabajo de la prensa. 

Por su parte, Amnistía Internacional publicó en Twitter que, ante los reportes de represión en Bolivia, le recordaban a la Policía que el uso de la fuerza debe ser necesario, legal y proporcional. Agregó que los estándares internacionales prohíben disparar gases directamente a las personas y que deben asegurar la seguridad de los periodistas.

En tanto que la misión de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos en Bolivia, indicó en Twitter que tienen preocupación por la creciente violencia generada en el marco de la protesta social y hace un llamado a la calma y el respeto a los derechos a la libre circulación, reunión pacífica y asociación. 

Acotó que las autoridades deben procurar el diálogo entre todos los actores y restringir el uso de la fuerza a lo estrictamente necesario, protegiendo la labor de los periodistas y medios de comunicación.

Comentarios