Escucha esta nota aquí

Cochabamba respira aliviada con la llegada de las cisternas de oxígeno que permanecían varadas en la ruta por los bloqueos. Las gestiones del presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Teodocio Quispe, y el Director Departamental de Coordinación con Regiones Municipios y Organizaciones Sociales de la Gobernación de Cochabamba, Jaime Mamani, han permitido liberar su paso.

En torno a las 4:00 de la mañana las cisternas ingresaban a la ciudad y, de manera casi inmediata, se abasteció el Hospital del Sur, el Hospital Salomón Klein y otras clínicas y hospitales que demandan este vital insumo para pacientes Covid-19

El director del Sedes en Cochabamba, Yercin Mamani, considera que la llegada de las cisternas alivia la emergencia que se vivía en la ciudad. Sin embargo, destaca que este abastecimiento "puede cubrir por 72 horas" los requerimientos hospitalarios antes de necesitar reabastecerse nuevamente.

Mamani describe como "una gran travesía" para superar los bloqueos el esfuerzo realizado para que las cisternas lleguen a la capital valluna. Al igual que otras autoridades, pide "el paso irrestricto de ida y vuelta" para mantener el abastecimiento constante de oxígeno en los hospitales.

El uso de oxígeno es requerido por pacientes Covid-19 y también por otros enfermos que adolecen de enfermedades respiratorias.

Por otro lado, el responsable del Sedes confirma la intención de una empresa en Cochabamba que podría abastecer el consumo requerido, pero solo en un
60%, por lo que seguirá siendo necesario el traslado de las cisternas desde Santa Cruz.