Escucha esta nota aquí

Pacientes de 11 municipios del departamento de La Paz, más uno de Sucre, otro de Guayaramerín (Beni); y de Llallagua (Potosí), ingresaron al Centro de Aislamiento Covid-19. Algunos recibieron el alta médica, otros continúan con el tratamiento.

Este albergue, que administra la Alcaldía paceña, recibió a 222 personas desde que comenzó la pandemia del coronavirus en La Paz. Con la salida de 172 pacientes, quedan 50 que reciben atención médica por tratarse de casos sospechosos y leves.

Según datos oficiales, los pacientes proceden de los municipios de Patacamaya (1), Viacha (1), Cajuata (1), Achacachi (1), Achocalla (1), Umala (1), Chulumani (1), Circuata (1), Caranavi (103), La Paz (87) y El Alto (19). En cambio, del municipio de Llallagua se tuvo un paciente, de Sucre también uno; y de Guayaramerín, uno.

Este centro de aislamiento comenzó a funcionar el 16 de abril, cuatro días después recibió a los primeros cinco pacientes que pertenecían a una misma familia, además de albergar a decenas de efectivos policiales que resultaron contagiados.

El fin de semana, el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, afirmó que el Centro de Aislamiento fue una decisión eficiente y acertada para evitar que suban los casos de contagios, en comparación con cifras en la región oriental del país.

Ayer el alcalde paceño, Luis Revilla, expresó la predisposición del municipio para apoyar al Beni ante la crisis sanitaria que sufre. Ofreció albergar a los casos leves en el albergue de confinamiento y a los graves en el Hospital Municipal La Portada.