Escucha esta nota aquí

Este jueves, Lucio O. (29) decidió someterse a un procedimiento abreviado donde se declaró culpable del delito de violación que cometió contra su hijastra de 13 años y el Tribunal de Sentencia Primero de la Capital de Tarija lo sentenció a 25 años de prisión en el penal de Morros Blancos.

“Como Ministerio Público se ofreció pruebas consistentes en la entrevista a la víctima realizada en Cámara Gesell, donde narró los hechos e identificó al agresor, informe sicológico que demostró la afectación emocional de la menor, examen médico forense que advirtió el estado de embarazo a raíz de la agresión sexual y otros elementos que fueron valorados por los miembros del Tribunal”, indicó el fiscal departamental de Tarija, Wilson Tito.

De acuerdo a las investigaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), la víctima vivía con su madre, su padrastro y hermanos en una comunidad del municipio de Tarija. En abril de 2020, el detenido aprovechó que la menor se encontraba sola en casa y procedió a cometer la violación.

Desde esa ocasión el ilícito se repitió varias veces hasta que en el mes de agosto la adolescente notó que estaba embarazada. El 30 de octubre del mismo año, la menor se enfermó y fue trasladada a un centro de salud donde descubrieron que se encontraba en gestación.

Ante esta situación, la víctima le comentó a su madre que fue abusada por su padrastro. Es así que la progenitora denunció el hecho el 31 de octubre de 2020 y la Felcv logró aprehender al sindicado, quien esta jornada fue condenado.

Comentarios