Escucha esta nota aquí


Calixto Mollinedo Quispe, padre del soldado que sufrió maltratos psicológicos y físicos en un puesto militar del Regimiento Aroma (Yacuiba), exige el esclarecimiento de este hecho y la sanción para el sargento agresor.

Según el denunciante, que es oriundo de El Alto (La Paz), las investigaciones no avanzan luego de formalizar lo ocurrido ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

"Me dijeron que están haciendo su trabajo, pero tengo temor que mi hijo reciba represalias del sargento porque sigue en el recinto militar, a pesar de que el comandante se había comprometido a mantenerlos separados", dijo Mollinedo en contacto con El Deber.

El coordinador regional del Defensor del Pueblo, Wálter Portillo, dijo que se presentó por escrito el pedido de traslado del sargento a otra unidad castrense mientras continúen las indagaciones.

Añadió que en el Comando abrieron un sumario para investigar lo que pasó en el puesto militar y se aguarda el informe al respecto.

El joven conscripto, de 19 años de edad, recibió maltratos psicológicos y físicos del sargento por la pérdida de su billetera después de libar bebidas alcohólicas con él y otros dos soldados en el puesto militar denominado Bog, el pasado domingo.




Comentarios