Escucha esta nota aquí

El anuncio realizado por la presidenta Jeanine Áñez de asignar
al área de la salud el 10% del presupuesto correspondiente al año 2021 ha sido calificado como un triunfo por el Padre Mateo Bautista. El religioso impulsó desde hace tiempo un proyecto de ley que permita destinar recursos para la atención sanitaria.

Al tiempo de felicitar a todos los que han ayudado para que sea posible materializar este logro, Bautista reconoce que "es un triunfo de la necesidad, desde 1980 se viene pidiendo los dos dígitos para materia de salud". Con la intención expresada por el ejecutivo, considera que "es un éxito de todos, es una ley de todos y para todos".

Insta a los bolivianos a que no bajen los brazos hasta que la Asamblea apruebe la ley y que también obligue a los gobiernos venideros. 

El padre Mateo espera que "los diputados y senadores no tenga la falta de sentido patriótico para privar a Bolivia del 10 % y se opongan a la ley". Por más que le alegra la intención del ejecutivo señala la importancia de la ley para respaldar con normas los buenos deseos. "Ha habido una resistencia de los asambleístas del MAS porque en 7 meses nunca se reunieron con la comisión", dijo, lo que retuvo la ley sin avances.

Durante años, el sacerdote ha impulsado la pastoral de la salud. Conoce de primera mano el sistema de salud nacional que "venía débil y quebradizo hace décadas", situación que se agudizó con la pandemia.

Sobre el anuncio realizado por la presidenta durante el discurso del 6 de agosto, el religioso aclara que "se lo habíamos pedido personalmente y hasta públicamenteCreo que era un pedido normal". Agradece las gestiones de Áñez y asegura que desde el momento que en un presupuesto se considere el 10% es difícil que en años siguientes se pueda rebajar.

Actualmente, el padre Mateo cumple funciones pastorales en Lima. Valora la importancia de este gesto porque, en este contexto de pandemia, puede ser "una onda expansiva para que los demás países latinoamericanos tomen nota".